Léelo y líala: leer a Jane Austen

Laura, de 1º C, nos propone la lectura de dos novelas de la autora británica Jane Austen: Orgullo y prejuicio y Sentido y sensibilidad. Probablemente, conocéis estos títulos por sus adaptaciones cinematográficas, no en vano Jane Austen es una de las escritoras cuyas obras se han llevado más veces al cine.

Jane Austen (1775-1817) es una novelista británica cuyas seis novelas se consideran un clásico de la literatura inglesa. Un vistazo a los argumentos de sus novelas nos podía llevar a la errónea conclusión de que se trata de novelas cándidas, sentimentales y “rosas”; sin embargo, la autora utiliza la ironía como un hábil instrumento que genera dobles sentidos y que dota a sus obras de un refinado, elegante y muy “british” sentido del humor.

Como hemos dicho antes, Jane Austen sólo publicó seis novelas: las mencionadas, Orgullo y prejuicio y Sentido y sensibilidad, así como Emma, Persuasión, La abadía de Northanger y Mansfield Park.

Os animo a leer cualquiera de ellas, aunque, siguiendo la recomendación de Laura, os sugiero que empecéis por Orgullo y prejuicio.

Orgullo y prejuicio es, sin duda, la más famosa de las novelas de Jane Austen. La autora la publicó anónimamente en 1813, pero tuvo tal éxito que en las siguientes ediciones ya apareció el nombre de la novelista.

Es una novela romántica, pero no os asustéis, no es nada ñona. Su primera frase es una de las más famosas de la literatura inglesa: “It is a truth universally ackonowledged, that a single man in possession of a good fortune, must be in want of a wife” o, en castellano, “Es una verdad universalmente conocida que todo hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa“.

En la novela asistimos al proceso de maduración personal de los dos personajes principales: Elizabeth Bennet, una joven independiente y muy inteligente que no dispone de medios para sobrevivir, y el Fitzwilliam Darcy, el rico terrateniente. Como era de esperar, Elizabeth y Darcy se enamoran, pero deben aprender a superar el orgullo de clase en el caso de Darcy y los prejuicios que Elizabeth siente hacia él.

[Imagen: alianzaeditorial.es]

Esta entrada fue publicada en Léelo y líala. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos mal intencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s