Nuestros “Mitos griegos”

Vamos a ir colocando en esta entrada las redacciones de los mitos griegos que vayáis mandando al correo de aula.

EL ORIGEN DE LAS ROSAS

Cuando los griegos estaban llenos de alegría y poder, pues Grecia cada vez se extendía más, cuando parecía que los pájaros no se marchaban, cuando la cosecha abundaba y los campos de pasto siempre tenían ese color verde hierba, ocurrió lo inesperado en la ciudad griega de Delfos.

Un día un pastor honrado y trabajador llamado Maxiliatres bajó a la ciudad a por un poco de pan. Cuando terminó de comprarlo volvió a subir al campo para regresar a casa con su mujer pero decidió atajar por el bosque. Media hora más tarde de ir caminando por el boque llegó a lo que quedaba de su casa. A medida que se acercaba pudo distinguir la figura de un hombre, pero ese hombre tenía algo diferente a los demás hombres. Cuando ya estaba delante de aquella figura, se dio cuenta de los rasgos que diferenciaban a esa criatura de él. Tenía las dos piernas de cabra y de la cabeza sobresalían dos pequeños y retorcidos cuernos, por lo demás era idéntico a un hombre. Después de observarlo durante un rato preguntó el pastor a la criatura:

– ¿Quién se supone que eres y qué has hecho con mi casa y mi mujer?

– Soy un sátiro, me llamo Decros y soy el mensajero de Ares. Tu casa ha sido destruida por mi amo y respecto a tu mujer, el dios de la guerra se la ha llevado para que fuera su moneda de cambio. ¡Ah!, antes de que se me olvide, Ares quiere que le des la túnica que heredaste de tus antepasados.

Nada más decir eso, el sátiro salió corriendo en dirección al monte. Cuando Maxiliatres perdió de vista a aquella criatura, fue hacia las ruinas de la casa, apartó algunos escombros y empezó a cavar con sus manos en la húmeda tierra. Al cabo de un rato cogió una caja de madera que había desenterrado y la abrió, allí pudo contemplar la túnica que Ares quería. Volvió a cerrar la caja, se la colocó bajo el brazo y marchó hacía el Olimpo con la caja, unas monedas, una espada y la desesperación.

Días más tarde llegó al Olimpo y comenzó a escalarlo. Ya habían pasado más de tres horas cundo llegó a la cumbre. Allí le estaba esperando Ares con la mujer de Maxiliatres, éste lanzó la caja hacía Ares y le dijo:

– Ahí tienes el único recuerdo de mis antepasados y ahora devuélveme a mí
mujer.

– ¡Que ingenuo eres!, has subido a una zona prohibida para los mortales. Ahora te castigaré.

Tan rápido como el rayo, Maxiliatres desenvainó su espada y fue corriendo a clavársela a Ares. Al ver la reacción del pastor, el dios de la guerra hizo aparecer una lanza en su mano que, sin pensárselo dos veces, lanzó contra el vientre del hombre. La lanza iba con tal fuerza que al clavarse en Maxiliatres hizo que éste cayera del Olimpo. Al ver lo que había hecho, Ares creó una flor blanca de las lágrimas de la mujer y una flor roja de la sangre de Maxiliatres. A esas dos flores las llamó por el apellido del pastor (Αυξήθηκε), que significa rosa.

José Miguel, 1º ESO D

SOLARUS Y TERRAQUIO

Hace millones y millones de años, más de los que podáis imaginar, Solarus el dios del Sol y Terraquio el dios de la Tierra eran amigos inseparables.  Animales y plantas convivían en armonía en todo el planeta y se beneficiaban de la buena relación que los dos dioses tenían.

Terraquio llenaba todos los rincones con verdes bosques, altas montañas e inmensos mares. Los animales eran gigantescos, unos con cuellos largos, otros cortos, mamuts con pelaje espeso y grandes colmillos. Solarus llenaba todo de luz y calor.

Durante el día eran inseparables, sobre todo en verano, y las noches las aprovechaban para pensar lo que harían juntos al día siguiente.

Una noche, mientras Terraquio descansaba, le despertó una intensa luz. Era Cerbelio, dios de Saturno. Llevaba siglos viajando por el espacio en busca de amigos y cuando encontró al dios de la Tierra empezó a describirle todas las galaxias que había visitado. Terraquio escuchaba con gran interés y al día siguiente le contó fascinado a Solarus la visita de la noche anterior. Solarus se iba poniendo más y más rojo de celos escuchando a Terraquio, solo él podía ser su amigo ¡y  nadie más!

– Así que ¿teniendo amigos a mis espaldas? ¡Mi venganza será terrible!

Al atardecer empezaron a caer del cielo grandes bolas de fuego sobre la Tierra. En unos minutos el planeta quedó arrasado por las llamas.

Solarus encarceló a Cerbelio en Saturno. Rodeó al planeta con una alambrada para que jamás pudiera salir de allí y lo dejó en la más profunda oscuridad.

Pasaron millones y millones de años. Solarus estaba solo y triste, sin nadie con quien poder hablar ni hacerle compañía.

Una noche llegaron otros dioses; eran Mearcair, dios de Mercurio, Neiptiún, dios de Neptuno y Lúpatar, dios de Júpiter. Todos ellos eran amigos y vivían en paz. Solarus se dio cuenta del error que había cometido con Terraquio, así que decidió darle de nuevo luz y calor hasta que se recuperó.

Los dos acordaron no separarse nunca más por ningún motivo y que tener muchos amigos era bueno.

Al enterarse, fueron llegando otros dioses y todos juntos crearon un sistema en su honor, el Sistema Solar.

Samuel, 1º ESO D

EL ORIGEN DEL TENIS

Había  una  vez  dos  dioses  que  tenían  la misma cualidad: la belleza.   Estos dioses eran  Apolo  y  Afrodita, ambos eran muy amigos.  Un  día,  se encontraron en  uno  de  los  jardines  del  Olimpo y  hablando  de  sus  cosas Apolo dijo:

-Los  dos  sabemos  quién  es  el  más  guapo  de  los  dos  ¿verdad?

Y  los  dos,  más  contentos  y  orgullosos  que  nunca,  dijeron  a  coro  :

–  ¡¡¡Yo¡¡¡

La  cara  se  les  cambió,  y  muy  enfadados  dijeron:

–  ¿Tú?  ¿Cómo que tú?  Todos  los  mortales  saben  que  yo  soy  más  guapo  que  tú

Entonces  llamaron  a  los  mortales  al  Olimpo  y les pidieron que votaran  quién  era  el  más  guapo  de  los  dos .  Los  mortales  vieron  que  Apolo  y  Afrodita  estaban  muy  enfadados,  sabían  que  el  que  perdiera  les castigaría y no se trevían a decir nada.

Entonces  Apolo  pensó  en  una  manera  de  luchar  contra  Afrodita  sin  hacerse  daño,  cogió  su  lira,  le  ató  un  palo,  cogió  una  piedra  verde  y  redonda  y  la  lanzó  al  aire  golpeándola  con  las  cuerdas  de  su  lira.  Afrodita  captó  las  intenciones  de  Apolo,  cogió  la  lira  de  repuesto  de  Apolo,  le  ató  un  palo,  y  le  dio a  la  piedra  que  lanzó  Apolo,  y  así  estuvieron  horas  enteras  dándole  a  la  piedra  hasta  que  se  cansaron,  hicieron  las  paces  y  dijeron  :

–  Los  dos  somos  igual  de  guapos  .

Y  el  asunto  se  quedó  así,  aunque mientras tanto habían inventado una nueva forma de luchar,  un  nuevo  deporte  :  el  tenis.

Beatriz, 1º ESO E

ARKANTOS

Hace miles de años, en la antigua Grecia vivía un chico llamado Arkantos, que, ya desde muy pequeño era muy valiente. Cuando cumplió los siete años su padre (que era Poseidón, dios del Mar) decidió que debía de ir todos los días a una academia militar donde allí aprendería el arte de la guerra. Cuando Arkantos cumplió catorce años, su padre fue a hablar con él y le dijo:

-“Hijo siempre he querido que fueras un gran mestizo-guerrero, pero, se acerca un gran desafío que solo tu puedes afrontar”.

-Pero padre, ¿qué clase de desafío?- dijo Arkantos.

-Dentro de dos semanas Cronos, mi padre, saldrá del Tártaro y sembrará el caos por todo el mundo y solo tú puedes detenerlo- dijo Poseidón.

-Entonces dime padre, ¿qué debo hacer?- dijo Arkantos.

-Debes construir una espada y un escudo de oro estigio para derrotarle- dijo Poseidón.

-Vale padre, para dentro de dos días los tendré terminados- dijo Arkantos.

Aquella noche, Arkantos no pudo dormir bien porque no paraba de pensar qué le pasaría si se enfrentara a Cronos en una batalla, asi que, pensó que si su padre confiaba en él no había nada que temer.

A la mañana siguiente Arkantos se despertó y siguió construyendo las armas, hasta que, al medio día estuvieron terminadas.

Arkantos estaba limpiándolas bien cuando, de repente, Poseidón entró en su casa sin que él se diera cuenta y le dijo:

-Debes venir conmigo al Olimpo para prepararte para la batalla.

-Vale yo ya estoy listo- dijo Arkantos.

Dicho esto Poseidón hizo un gesto con el brazo, y, de repente estaban en la gran puerta del Olimpo.

Él y su padre caminaron hasta llegar a un sala con doce tronos gigantescos dónde estaban: Zeus, Hera, Atenea, Hermes, Ares, Apolo, Hefesto, Afrodita, Deméter y Artemisa. Allí todos los dioses se presentaron y luego Arkantos se fue a su nueva habitación. Allí estuvo durmiendo dos horas hasta que huvo un terremoto y Arkantos se despertó. En cuanto se despertó fue a las sala de los doce tronos donde todos los dioses estaban hablando muy seriamente hasta que Zeus le dijo a Arkantos que tenía que entrenarse para la batalla y que mañana empezaría entrenando con Ares hasta el día de la batalla.

A la mañana siguiente Arkantos se dirigió hasta el salón de Ares donde se encontró con él y dijo:

-Hola Ares, ya estoy listo para el entrenamiento- dijo.

-Vale, pero que sepas que no te puedes dar por vencido y que tienes que dar lo mejor, ¿vale?- dijo Ares.

-Si y ahora que empiece el entrenamiento- dijo.

Arkantos estuvo una semana entrenando casi sin parar hasta que se volvió muy fuerte.

Llegó el día de la batalla y, como dijo Poseidón, de repente hubo un gran terremoto y de la Tierra salió un gran agujero negro que, se lo tragó todo incluso el agua y a los humanos y seres que allí vivían hasta que no quedo nada excepto el Olimpo.

De ese gran agujero negro salió una figura negra y gris con una capa que soltó una gran carcajada.

-¡Ja, ja, ja, ja! ¿Pensabais que no saldría de eso hoyo infernal? Pues ahora lo lamentaréis.

Arkantos dijo:

-Que te crees tú eso, no permitiré que te salgas con la tuya, Cronos.

-¡Ja, ja, ja, ja! Un mestizo se cree que podrá derrotarme, qué gracioso.

Dicho esto Cronos se sumergió en el agujero y metió a Arkantos en él.

Arkantos tuvo que matar a muchos monstruos antes de llegar hasta Cronos, con el que llevó una batalla infernal hasta que Arkantos metió a Cronos en un torbellino y le cortó la cabeza.

Todo volvió a la normalidad y Zeus en agradecimiento colocó una estrella en el cielo por cada batalla que libró y por la batalla de Cronos colocó una estrella muy grande que ahora llamamos Sol.

David, 1º ESO E

EL ORIGEN DE LOS PERROS

Un día Cervero salió el infierno para ver como era el mundo,mientras caminaba por el bosque con las tres cabezas altas vió a una muchacha y se enamoró de ella, la chica se llamaba Silvana. Para acercarse se transformó en un humano .No eran novios, pero sí amigos, salían a pasear casi todos los días. Un día cuando Cervero regresó al inframundo para proteger las puertas del infierno, Zeus aprovechó para bajar del Olimpo y tomar a Silvana por su belleza. Cuando Cervero se enteró, se enfureció tanto que subió al Olimpo, tardó días  y a medio camino el frío le helaba las mejillas. Cuando llegó, desafió a Zeus a una batalla a muerte. Estuvieron horas luchando, hasta que Zeus, Rey de todos los Dioses, le arrancó las dos cabezas que tenía a los lados y de una patada lo tiró a la tierra. No lo mató, pero le castigó a obedecer a los humanos y ser su mascota, el castigo fue para todos los sucesores de Cervero.

Jaime, 1º ESO D

 MI MITO GRIEGO

Al principio de los tiempos el dios Dinosirius gobernaba en la tierra, hasta creó sus propias criaturas, que hoy en día conocemos como dinosaurios, pero un día vio aparecer doce extraños dioses diciendo que se fuera a otro planeta o no tendrían más remedio que destruirlo. Se creó tal pelea que quedó reducido a cenizas, o se dice que los dioses no lo destruyeron y le dejaron irse a Marte con un macho y una hembra de cada especie para que no volviese.
– ¿Qué hacemos con ellos? -dijo Zeus señalando a los dinosaurios.
– Los del agua los dejaremos, pero los demás nos crearán problemas.-dijo Atenea.
Entonces, Hades abrió una grieta en el suelo y todos los dinosaurios se hundieron bajo la tierra. Los dioses se pusieron en el monte Olimpo para ver toda la tierra que se extendía a sus pies. Como sólo estaban ellos, hicieron al ser humano y a su alrededor animales y plantas para alimentarse.
El dios Hades hizo un túnel al centro de la tierra para que los espíritus no estuvieran con los vivos, y Poseidón fue al mar para controlar a las criaturas de ese lugar.

Ángel, 1º ESO D

EL ORIGEN DEL TOREO Y DEL JAMÓN DE TERUEL

Uno de los ultimos hijos de Zeus con Hera fue Carlus. Zeus le odiaba porque desde pequeño Hera lo puso a su favor. Carlus creció, se convirtió en un niño muy inteligente: sabía hablar y escribir a la perfeccion griego latín y egipcio; aparte era muy astuto, guapo y un gran guerrero,  pero tenía un defecto: era muy bajo no pasaba de 1,35 metros. Un día Zeus mando a Carlus a Zaragoza porque había un toro loco destruyéndola, pero en realidad Zeus había bajado al inframundo y le dijo a Teruel (un asesino) que si mataba a Carlus le devolvería a la vida. Zeus sabía que Teruel no podía con Carlus así que lo transformó en toro. Teruel no paraba de embestir sobre casas, en una de esas embestidas Carlus puso el escudo para pararla,  pero no funciono. Teruel no paraba de seguir a Carlus hasta tal punto que no podía más y se escondió, pero Zeus guió a Teruel hasta el escondite y embistió a Carlus, este no reaccionó a tiempo y el cuerno le dio en el brazo. Carlus subió a la azotea de una casa a pensar qué hacer, hasta que Hera le dio la solución. Carlus bajó a la calle y se quitó la capa, el toro fue a por ella y Carlus la apartó y así durante tres horas, en ese momento Teruel iba a ir a por la capa por última vez, toda la gente de Zaragoza estaba allí. En el momento en que Carlos quitó la capa,  le clavo la espada hasta el fondo. El gobernador de Zaragoza le dio las orejas en honor a la gesta. Esa noche hubo un gran banquete, pero el jamón era muy soso así que Carlus le pidió a su tío Poseidón que lo hiciera salado, este cogió sal del mar y la echó en el jamón. Al año siguiente para recordar esa gesta, se hicieron espectáculos parecidos con toros normales y como los toros corrían bastante les llamaron corridas, y al que toreaba bien le daban las orejas. También se empezó a comercializar el jamón de Teruel,  famoso en nuestros días,  pero como gustó tanto y no había toros suficientes, a una persona muy inteligente se le ocurrió hacer lo mismo,  pero con cerdos. No merecía la pena cambiar el nombre así que lo dejaron como el primer jamón: el jamón de Teruel y así empiezan las cronicas de las hazañas de Carlus y sus rifirrafes con Zeus.

Carlos, 1º ESO E

EL TITÁN JUANINIS

Érase una vez un titán llamado Juaninis. El titán Juaninis tenía el don de la invisibilidad. Un día, el hijo de Ceus, Hefesto, creó un hombre casi tan listo y poderoso com su padre Ceus. Ceus, al verlo por primera vez no sabía nada y le preguntó lo mismo que a todos los nuevos:”¿Que es el Olimpo?” y Ceus pensó que respondería que no sabía como todos. Pero aquel respondió:”Donde vives tú”. El dios, sorprendido, fue a ver a su hijo, el que le contó todo. Ceus, furioso, soltó muchísimos rayos y le quitó el martillo a Hefesto. También soltó una piedra enorme sobre aquel hombre. Juaninis , al ver tan triste a Hefesto, subió invisible al Olimpo por el martillo, pero le pillaron y Ceus lo metió solo con un perro en una cueva y la cerró. A la semana, Juaninis desesperado, rezó a la diosa Atenea, ella le ayudó dejándole  dos trozos de pan y le dijo:”Comete un perrito caliente, pero no abuses”. Juaninis le dio vueltas hasta que supo que hacer, metió el perro entre el pan y se lo comió. No dejó ni las patas. A los tres días murió de hambre por no guardar nada.

Juan Antonio, 1º ESO E

EL DIOS ELEO 

Hace muchos años dioses y titanes mantuvieron una lucha encarnizada. En una batalla llegaron al pequeño pueblo de Hamos, en la isla Rodas, donde vivía Eleo, un hijo del dios del viento, que, aunque era pequeño, tenía unos poderes tremendos. Cronos y su ejército de titanes llegaron a la isla, donde querían presentar batalla. Al ver al dios Eleo se burlaron de él, diciéndole que era un debilucho, que era muy pequeño y que ellos podían derrotarle cuando y como quisieran.

Eleo ni se inmutó, pero por dentro sentía cólera, una cólera que, aunque él todavía no lo sabía, haría ganar la guerra a los dioses. Al fin empezó la batalla. En el transcurso de la pelea, los dioses, acosados, le pidieron ayuda a Eleo, quien acudió a su llamada. Los titanes se volvieron a burlar de él. Entonces Eleo, enfurecido, levantó un viento a cientos de kilómetros por hora contra ellos, que los empujó fuera de la isla y los dispersó.  Por burlarse de Eleo, los titanes perdieron la guerra.

Juan, 1º ESO D

SOL Y LUNA

Según cuentan las leyendas griegas, al  inicio del mundo, cuando  las leyendas eran realidad, y cuando los hombres rendían culto a la naturaleza, se quedaron asombrados cuando los dioses Sol y Luna solicitaron al gran Comité del Olimpo la resolución de su gran disputa: “Quién de los dos brillaba más”

La disputa así presentada ante el Olimpo creó no pocos quebraderos de cabeza a los miembros del Comité del Olimpo, que  tras largas deliberaciones decidieron tomar una decisión que pusiera fin a la indicada disputa y que, al mismo tiempo, les bajara los humos a los dos dioses por presumidos y así les fue comunicada:

 “Señores dioses, ante la polémica planteada por ustedes y la presunción que por su parte han manifestado, no nos queda más remedio que separarles a ustedes, de tal modo que no puedan compararse y así: El dios Sol, brillará por el día, dando calor y luz a la tierra y a los seres vivientes que existan en el planeta. La diosa Luna, brillará por la noche, dando luz a la tierra y a los mares y a los seres vivos”.

Desde esta comunicación, nunca más el dios Sol y la diosa Luna, han vuelto a estar juntos, siendo el señor del día el Sol, y la señora de la noche, la Luna. Así se ha cumplido por los siglos de los siglos.

Ana, 1º ESO E

EL ORIGEN DE LA ORQUÍDEA

Hace muchos, muchos años en el Olimpo, habían nacido dos jóvenes. Las dos niñas eran muy parecidas y muy hermosas. Pero en el Olimpo no podia haber gemelas, entonces la madre para no mataran a sus hijas envió a una de ellas a la tierra. Allí la niña creció. Cuando se dio cuenta de que su madre la había enviado a ella a la Tierra en vez de a su hermana se enfadó mucho, tanto que subió al Olimpo para preguntárselo a su madre y ella le respondió:

-Yo quería enviaros a las dos, pero llegó Zeus y por poco me pilla, me vio con tu hermana así que no podía mandarla.

Cuando acabó de contárselo llegó su hermana y se sorprendío al verla. En ese momento llegó Zeus y las vio; se enfadó mucho porque no se lo habían dicho y convirtió a las gemelas en una orquídea. Por eso tiene dos partes la flor de la orquídea , porque recuerda a las dos gemelas.

Elena, 1º ESO D

TRES AVENTUREROS

Hace mucho tiempo por las islas griegas iban tres aventureros llamados Pelupus, Cetus y Pontis, en el barco de Titis. Un día se levantaron de la cama y vieron que iban a entrar en un remolino:

– ¿ Qué es eso?, dijo Pelupus.

– Es un remolino, dijo Pontis.

Rápidamente, Cetus cogió el timón y giró hacia la derecha:

– Gracias, Cetus, dijo Pontis.

– ¡ Nos has salvado la vida! y por eso cuanto lleguemos a la isla te invitaremos a cenar, dijo Pelupus.

Cuando llegaron a la isla estaban contentos porque habían arribado y estaban vivos. Pero cuando vieron que no había ninguna persona, y observaron también que estaba todo destrozado y lleno de agua, se asustaron.

-¿Qué ha pasado?, dijo Cetus.

-¡ Ha habido un tsunami !, dijo Pontis.

Entonces se le ocurrió una idea a Pelupus:

-Vamos a traer gente y seremos nosotros los reyes.

Cuando ya habían reunido a unas cien personas, les empezaron a ocurrir cosas malas, por el dios de la venganza Ato. Se volvió a producir otro tsunami, a los pocos días en el que murieron todos ellos. Ahora se le conoce como la isla maligna.

Alejandro, 1º ESO D

EL MITO SOLAR Y LUNAR

Los dioses vivían muy bien en el Olimpo, tenían vida, comida, refugio y luz. Por el día y por la noche. Pero, sin embargo, los hombres ahí abajo, por el día estaban en penumbra y por la noche a oscuras. El dios que proporcionaba luz se llamaba Luz Narge. Poseía una esfera grande, blanca y redonda a la que cariñosamente llamaba Lanas. No le gustaba compartir a Lanas. No concedía nada, si no le dabas algo a cambio. Los hombres estaban desquiciados, por la noche y el día tenían miedo y no se atrevían a salir de casa ni a la calle. Hasta que un día el semidiós Iberus dijo:

-¡Demasiado sufrimiento para algo tan simple, hay que acabar con esta tiranía!

Los dioses, al ver las intenciones de Iberus, mandaron al titán Argos con el que Iberus acabó con facilidad. Argos ingirió a Iberus y cuando este se encontró en su interior rajó su estómago con su escudo, y ensartó el corazón del titán con su lanza.
Ascendió al Olimpo y hurto ha Lanas para iluminar la noche, pero no encontró nada para iluminar el día. Hasta que la cabeza de Luz Narge por arte de magia empezó a relucir. Iberus asió su espada con fuerza y asestó un mandoble certero en el cuello de Luz Narge. Su cabeza rodó por el suelo. Iberus cogió la cabeza y con fuerza la lanzó al cielo donde permanecería para iluminar el día y Lanas para iluminar la noche.

Íber, 1º ESO D

ISEL E IRIS

Un día estaban todos los dioses en una reunión para premiar a los humanos porque los humanos llevaban muchos años haciendo caso a los dioses. Los humanos estaban muy contentos excepto Isel , que era el hijo de Zeus y de Mar. Isel no estaba contento porque sabía que Zeus muchas veces no cumplía sus promesas. Un día Zeus se enteró de que Isel no confiaba en él. Zeus , al enterarse, mandó a la ninfa Iris para que lo enamorase y lo matase. Iris fue a la tierra , pero nada más ver a Isel se enamoró de él y no pudo matarlo. Se casaron y tuvieron un hijo llamado Edipo. Zeus aún no se había enterado de que Iris no había matado a Isel. Pero un día se enteró y decidió llevarse a Iris y matarla y así lo hizo. Cuando Isel se enteró de que Iris había muerto se puso muy mal y estaba muy deprimido. Cuando se lo contó a Edipo, él se suicidó ahorcándose en un árbol. Edipo ya estaba tan  mal cuando murió su madre que cuando murió su padre tambien se suicidó. Zeus estaba feliz porque había conseguido lo que quería:  que Isel muriese pero sentía mucha pena por Iris y por Edipo y los revivió, aunque nunca supieron porque Isel se había suicidado.

Marina, 1º ESO E

EL ORIGEN DE LA NIEVE

Era una tranquila y fría noche de enero en la fascinante y antigua Grecia a la hora que los dioses solían salir a la calle a darse un largo paseo por un lugar llamado Pietrus, l0 llamaron así por las muchas rocas que había ahí. Iban muy tranquilos  hasta que empezaron a caer del oscuro cielo unas cosas muy extrañas que los dioses observaban con mucho miedo, pero a la vez con fascinación. Nadie tenía el valor de dejar que esas bellas y ligeras cosas blancas rozaran su blanca piel.

Llegó la tarde del día siguiente de aquel fenómeno, todos los dioses que habitaban en aquella ciudad pensaron que lo que ocurrió esa noche era todo un sueño, pero no era cierto lo que los dioses pensaban sobre aquello: todo aquello ocurrió.

No sabían si era peligroso o no, pero un dios se atrevió a tocarlo y como vio que no hacía ningún daño a nada y a nadie se lo fue a contar a los otros dioses, y desde entonces a nadie le importaba que cayese esa cosa a la que le llamaron nieve.

Andrea, 1º ESO D

EL ORIGEN DEL FUEGO

Hace muchos, muchos años, los humanos no tenía nada para calentar sus casas en el frío invierno ni nada con qué calentarse la comida. No existía el fuego, así que decidieron que tenían que hacer algo. Casi todos decían:

– ¡ Debemos rezar a los dioses para que nos den algo!

Así que se pusieron a ello, pero cuando terminaron Zeus  respondió:

-No tenemos que daros nada, pues vosotros, los humanos, ya que siempre estáis en guerras y hacéis que el mundo sea cruel y triste.

Así que los se tuvieron que resignar excepto el joven  Ígneo. Ígneo era un joven alto, fuerte pero sobre todo inteligente. Así que su sabiduría le llevó a decir.

 -Voy a subir al Olimpo.

La gente creyó que estaba loco y no le quiso dejar pero Ígneo se resistió y se fue al Olimpo. Estuvo subiendo sin parar mucho tiempo,  pero al final llegó al Olimpo,  se coló sin que le viesen y se fue a ver a Temis la diosa de la justicia. Le  rezó hasta que ésta le dio una chispa de fuego y le dijo:

– Ponlo en unas ramas y arderá para calentarte a ti y a tu comida.

Y así Ígneo bajo del Olimpo con el fuego que pronto calentó la Tierra. De ahí viene que ígneo quiera decir “ hecho de fuego”.

Ignacio, 1º ESO D

EL ORIGEN DE LAS MARGARITAS

Hace millones de años, Afrodita inventó las rosas y los girasoles, para ella eran las flores de amor, ya que las rosas eran tan bonitas como cuando te enamoras, y los girasoles, como no pueden dejar de mirar el sol, ella decía que eras las flores que miran a lo bueno.

Un día Afrodita dijo que faltaba otra flor que pudiera referirse al amor. Estuvo pensando día y noche, hasta que al final se le ocurrió una flor que te podía decir si tu enamorado te quería. Tan solo hacía falta quitar los pétalos mientras ibas diciendo: me quiere o no me quiere. Así se sabría que si en el ultimo pétalo te quería o no. Si en el ultimo pétalo te salia :si me quiere al día siguiente te pasaría algo bueno.

Afrodita a la flor le puso el nombre de margarita. Ahora no creemos en esas cosas pero Afrodita no dudaría ni un segundo creérselo.

Marta, 1º ESO E

EL ESCARABAJO Y LA MARIQUITA

Esta historia esta basada en hechos reales.

Comienza cuando Zeus, el más poderoso de los dioses,  convierte una persona llamada “Escara” En un bicho muy raro y negro,  por capricho. Al bicho le puso el nombre de “Escarabajo”, porque Escara era muy bajito de estatura.

Desde ese mismo día, la gente empezó a odiar a los escarabajos , por la calle se oían rumores de que si los tocabas,  te convertías en uno de ellos. A Zeus le encantó la idea y, dijo que todo aquel que tocara un escarabajo sufriría las consecuencias, así, se fueron reproduciendo.

Zeus estaba muy enamorado de de una jovencita llamada Mari , pero ella no quería ser la mujer de un dios, y menos del mismísimo Zeus. Ella era muy lista , y cuando Zeus le aparecía transformado en animales, plantas u objetos ella le decía: ¡Quita!

Un día entro en casa de Mari un escarabajo mientras dormía , se le subió por el pie , y se convirtió e n escarabajo. Zeus ,al saber esa trágica noticia, sintió mucha pena por su amada, así que decidió formar otro animal más bonito, como el escarabajo pero en rojo y con puntitos negros. Ese animal también se comía a los bichos malos de la planta porque a Mari le gustaban mucho las plantas. Le puso un nombre que todavía conservamos,  “mariquita”,  sumando su nombre más la palabra habitual que le decía: “quita”.

Zeus exterminó a todos los escarabajos pero quedo uno vivo que era Escara y por eso ahora hay mariquitas y escarabajos. Ahora son muchos los escarabajos , y el siguiente puedes ser ¡Túúúúúúúú!

Adrián, 1º ESO E

EL ORIGEN DE LAS MARIPOSAS

En el monte Olimpo Zeus estaba mirando a los humanos. Se fijó en que faltaba algo.  Ese mismo día Zeus bajó del monte Olimpo a hablar con Loposidon, uno de los dioses de la naturaleza, y le dijo que tenia que crear algún ser que sirviera para alegrar el mundo de los humanos.  Él le dijo que faltaban unos seres llamados “mariposas” . Entonces, Zeus llamó a dos humano, el hombre se llamaba Bolius y la mujer Rosius, les dijo que cada hoja seca o verde de un árbol sería una mariposa. Ellos al oír decir eso , cogieron todas las hojas de los árboles que pudieron y las metieron en la caja que Zeus les había dado.  Zeus  se las entregó a Loposidon y él hizo que de cada una de esas hojas saliera una mariposa. Zeus,  al verlas,  se sentía muy feliz porque sabía que para los humanos seria una cosa extraordinaria. Pasados unos dos años, Zeus se enfadó con los humanos, porque ellos las cazaban y estaban acabando con las mariposas. Zeus convocó a todos los dioses a una reunión. Acudieron todos menos Loposidon que estaba creando otro ser llamado abeja. Zeus les dijo:

-Esta noche todos los dioses bajaremos con unos sacos especiales para recoger las mariposas.

Esa misma noche un humano se levantó de la cama y vio a los dioses  cogiendo las mariposas. Al día siguiente  lo comentó a las gentes del pueblo  y ellos  se enfadaron y empezaron a arrancar otras hojas para devolver la vida a las mariposas que los dioses habían cogido. Se acercaron de nuevo a Zeus y le pidieron que les devolviera las mariposas. Zeus se apiadó de ellos y volvió a pedirle a Loposidon que  transformara las hojas en mariposas.  De esta forma, se crearon las mariposas.

Nadine, 1º ESO E

[Fuente de las imágenes por orden de aparición: rosa.florpedia.com; oxoacidosenacción.blogspot.com; dtlux.com; joplay.net; naufrablogs. blogspot.com; espaciociencia.com; vanitatis.com; marulo.com; uco.es; amigaluna.zonalibre.org; desktopnexus.com; culturaclasica.com; compartiendoculturas.blogspot.com; aristas.org; newscientis.com; caelum-in-terra.blogspot.com; crecepordentro.blogspot.com; elprimerpasoesreconocerlo.blogspot.com; dreamtime.com.
Esta entrada fue publicada en Curso 2011-2012, El placer de escribir. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Nuestros “Mitos griegos”

  1. Ana 1ºE dijo:

    Hola Carmen: Soy Ana, me encanta el blog. Me meto todos los días.

  2. beatriz de 1 E dijo:

    Hola soy Bea de 1 E , me encanta la foto que me has puesto , los mitos que más me gustan son : el de Juanan , el de las rosas , y el mío .

  3. David 1ºE dijo:

    Vamos a comentar sobre los mitos!. A mí los que más me gustan son el de Carlos, el de José Miguel y el mío.
    Comentad

    • lclcarmen1 dijo:

      Hola David:
      No hay problema en que deis vuestra opinión sobre el trabajo de los demás, pero recordad que hay que ser respetuoso y amable con los compañeros y su trabajo.

      • David 1ºE dijo:

        Si he dicho algo que pueda ofender, lo siento…por cierto la imagen que me has puesto ¡¡¡me encanta!!!!!

      • lclcarmen1 dijo:

        Hola de nuevo:
        Que no, hombre, sólo es una advertencia para recordaros que los comentarios están moderados. Me alegro de que te guste la imagen.

  4. Ágel dijo:

    Hola, la imagen que me has puesto mola mucho.

    • lclcarmen1 dijo:

      Hola Ángel: ¿A que sí? Después de leer tu mito, busqué imágenes de dinosaurios para ilustrarlo y esta me encantó porque reflejaba muy bien lo que cuentas. Otra vez, si quieres, me puedes mandar tú la imagen que te gustaría que ilustrara tu mito.

  5. Diego 1ºD dijo:

    Hola Carmen

    Soy Diego de 1ºD, tengo la duda de cómo hacer entradas para colgar mi redacción.

    • lclcarmen1 dijo:

      Hola Diego:
      Sólo tienes que enviarme la redacción al correo de aula y yo la colgaré. Puedes incluir el texto en el correo o enviar la redacción como documento adjunto, lo que te resulte más fácil.

Los comentarios son las opiniones de los lectores, no de la responsable del blog ni del IES Miguel Catalán. Todos los comentarios son sometidos a moderación previa. No se aceptan contenidos mal intencionados, difamatorios o publicitarios.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s